Y DECIDISTE POR DINERO Y VINO UN VIRUS QUE PUSO EN JAQUE A LA ECONOMÍA MUNDIAL…

 

Y no te culpo, todos decidimos por dinero alguna vez en la vida o varias veces.

Cuando hablamos del Nuevo Paradigma no hablamos de “en cincuenta o cien años”, hablamos de YA.

 

Decidiste por dinero cuando le dijiste que sí al contrato con esa empresa y dejaste de lado tus pasiones y tus valores porque según tu ego “ya habría tiempo para las pasiones.”. Y decidiste por dinero cuando pusiste ese negocio que no te gusta ni un poco pero te “iba a dar dinero y luego pensarías con calma en tus pasiones…” esa calma que crees y sigues creyendo que el dinero compra y NO, la calma se calibra, no hay dinero que alcance para comprarla.

 

Y ahora los negocios cerrando, los taxis vacíos, las cafeterías agonizando, los que rentan no sabiendo cómo pagarán los próximos meses a sus arrendatarios, las empresas mandando a todo al mundo a trabajar desde casa, prescindiendo poco a poco de varios empleados.

 

¿Es el fin del mundo? NO. Es el fin de un viejo sistema que hace rato te vengo contando (yo y otras personas) que se cae a pedazos y hace rato te vengo insistiendo en que NO DECIDAS POR DINERO.

 

Esa propiedad que tienes amarrada y te da una pequeña renta, ese negocio que no soportas pero te da una ganancia mensual, ese puesto laboral en esa empresa que detestas pero te da seguridad médica y pensión en la vejez, ese puesto en el estado que te asegurará tu retiro en veinte años…. Todo eso que parecía seguro hasta hace diez días hoy se cae.

 

Ahora se ven los corazones que laten, las personas alineadas con sus pasiones y quienes han especulado con la vida creyendo que “ya habría tiempo para pasiones, ahora hay que hacer dinero.”

 

Y NO, no me refiero a esas personas que tuvieron que salir a trabajar de lo que sea para alimentar ocho hijos. No te escapes. Si tienes un techo ahora mismo sobre tu cabeza, calefacción en invierno, abanico en verano, agua potable, transporte público y WIFI entonces lo tienes todo, no hay excusas salvo las del ego.

 

Cuando escuchas o lees a tantos inspiradores e intelectuales hablar de que en el futuro muchos de los trabajos que hoy conocemos ya no existirán te hablan de un futuro que está acá nomás. No permitas que tu ego te haga creer que eso será para quienes hoy tienen veinte años, es para TI, estás incluido o incluida en la ecuación del Nuevo Paradigma.

 

Todo es seguro en tu pequeño metro cuadrado mental, tan seguro que subestimas el fluir de la vida y ni imaginaste (ni yo) que un simple virus podría hacer temblar hasta los países más estables de este mundo. Y también te he contado cien veces que la humanidad como especie desaparecerá y este mundo seguirá existiendo con su ecosistema limpio porque los extraterrestres somos nosotros visitando este plano a ver si transmutamos, si transformamos, si superamos a nuestros ancestros pero NO, acá la mayoría de la humanidad haciendo lo mismo que hicieron los viejos a principios del siglo pasado: “a ganar dinero primero y lo demás vendrá algún día…” Pues NO. Ellos, nuestros ancestros, hicieron lo que pudieron con las herramientas que tuvieron, nosotros tenemos muchas más herramientas, posibilidades, comunicaciones, libertades, ¡DERECHOS!

 

Ahora todos preguntándose cómo sobreviviremos a la crisis económica que este virus dejará. De pronto el dinero ya no es prioridad para mucha gente sino salvar la vida, volver a sus países y ciudades, abrazar a los queridos viejos… pero ayer nomás el dinero lo solucionaba todo, ¿te acuerdas?

 

Hace algunas décadas, unos locos en Palo Alto (California) visualizaron todo esto que estamos viviendo y pensaron en una red que nadie más veía y quedaron como locos raros frente a los industriales de siempre, industriales que decidían todo por dinero. Hoy dependemos de esa bendita red para comunicarnos, educarnos, informarnos, divertirnos, emparejarnos, hacernos amigos, sanarnos, etc…

 

Esos locos no decidieron por dinero. Siguieron su pasión, su corazón más allá de lo que pensaban los demás y NO ERAN RICOS, se arriesgaron. Les ofrecieron comprar sus empresas cuando comenzaron a tener éxito y dijeron “No, no se trata de dinero, esta es mi pasión, mi visión.”

 

Honremos a esos genios locos que supieron ver del mundo cuarenta años antes y HOY hagamos todo lo posible para encontrar la oportunidad en esta aparente crisis con las herramientas que ellos crearon para todos. Pensemos en ellos: Bill Gates, Steve Jobs, Larry Page, Steve Chen, Mark Zuckerberg…

 

No esperes a mañana, no esperes más. Cierra tus ojos y piensa AHORA en qué eres bueno o buena, qué te sale fácil y le gusta a los demás, qué sientes desde tu corazón dar a los otros, qué te pasarías el día haciendo sin contar las horas. Si estás con vida no importa si tienes veinte, cincuenta o noventa años, si estás con vida ESTE ES TU TIEMPO TAMBIÉN y este tiempo es el principio de un Nuevo Paradigma donde tú solo debes alinearte con tu pasión y permitir que el Universo se ocupe de tu sustento. Así nomás.

 

(María Van)

.